Los ensayos del Cabo Batidor

Faltan tres semanas para fiestas y es difícil resumir lo que ha sido más de un año de entrenamiento de cara al día de la entrada. Eramos tres los integrantes de la escuadra con ilusión de salir como cabo batidor de la misma. Como se suele hacer en estos casos, sólo la suerte del sorteo decidió que fuese yo y no Edu o Paco el que tomase la responsabilidad del cargo.

Image03_150.jpg (5999 bytes)

A diferencia del cabo de escuadra, el cabo batidor no puede compartirse entre varios escuadreros fundamentalmente porque el diseño del traje del cabo batidor difiere del resto al tener que suprimir piezas que molestarían al caballo o al jinete. Al acabar la entrada, te ensamblan las piezas "que faltan" para que tengas el mismo aspecto que el resto de los escuadreros.

Image05_150.jpg (7581 bytes)

Mi caso, como el de otros muchos, es el un festero que desde pequeño ha soñado, literalmente, con hacer el cabo algún día. Mi experiencia como jinete era escasa y se limitaba a algunas excursiones con amigos o la familia con caballos que nada tienen que ver con los sacaremos en la entrada.

Image07_150.jpg (7623 bytes)

Al que me pregunta, le digo que no sé que pasará el día de la entrada, pero que "me quiten lo bailado". Llevo más de un año disfrutando semanalmente de mis particulares ensayos encima del caballo. Mentiría si no dijese que alguna vez vuelves a casa desanimado o enfadado (más contigo que el caballo) porque no han salido las cosas como esperabas, pero en general lo que disfrutas compensa con creces esos pequeños momentos de insatisfacción.

Image09_150.jpg (7528 bytes)

Si todo sale bien, sacaremos dos caballos, bueno, una yegua (Huerfanita) y un caballo (Estelar). En las fotos de arriba podéis ver a Huerfanita en los momentos previos al trabajo en el picadero. Podéis verla también en la crónica del primer ensayo con caballo de la escuadra. Este día no pudimos sacar fotos a Estelar porque nos quedamos sin batería, pero en lo podéis ver en la crónica del segundo ensayo con caballo de la escuadra. Los dos trabajan muy bien, y sólo espero que el jinete no falle el día de la entrada.

Alcoy, 18 de abril de 2000

Ir a la página de los ensayos de la escuadra.