El nombramiento de los caballeros del Alférez, de su abanderado y del mosén Torregrosa

Quien se haya acercado hasta estas páginas ya sabrá que durante todo el año se van sucediendo paulatinamente diversos actos que nos van acercando a los tres días mágicos de nuestra fiesta.

Para las próximas fiestas nuestro Alférez va a tener a su lado, de un modo especial, a algunos compañeros de la Filà. Son los caballeros, el abanderado y el mosén Torregrosa. Con ellos, nuestro Alférez se va a sentir arropado continuamente en todos los actos oficiales,¡y también en los no oficiales!

Image5_150.jpg (6266 bytes)

El día de hoy va a ser el del nombramiento de estos caballeros. Para ello, hemos escogido un antiguo monasterio que se encuentra en el municipio de Barraca de Aguas Vivas. A media tarde hemos salido desde Alcoy para alcanzar este lugar en el que íbamos a pasar uno de esos ratos inolvidables que echará más fuego aún, si cabe, en nuestras ilusiones de representar un gran papel en las próximas fiestas.

Nuestro Alférez lleva mucho tiempo preparando este acto. Por eso, se nos ha adelantado a los demás para llegar con tiempo y ver las caras de todos nosotros cuando entremos en este antiguo monasterio, convertido hoy en un hotel restaurante.

Pronto, el monasterio empieza a ver desfilar por sus pasillos a nobles y damas medievales. Evidentemente, para dar mayor realce al acto nos hemos ataviado con trajes de la época.

Image1_150.jpg (10360 bytes)

En las primeras horas de la noche y en esta época del año, el monasterio conserva todo su aire de lugar recoleto. Con tranquilidad, pues, nos hemos dirigido a la pequeña capilla del convento donde no faltaba detalle alguno para rememorar una vieja usanza medieval.

Allí estaba una tabla redonda sobre la que reposaban las espadas que iban a recibir los caballeros ante una figura de nuestro patrón San Jorge. Nuestro Alférez nos dirigió unas breves palabras para destacar el lugar en el que nos encontrábamos y el acto que íbamos a llevar a cabo.

Image7_150.jpg (8006 bytes)

 

Image8_150.jpg (9312 bytes)

En primer lugar, nuestro mosén recibió el regalo de una Biblia, instrumento esencial del personaje que va a representar en nuestras próximas fiestas. Igualmente, el abanderado recibió también su nombramiento. Finalmente, y tras realizar el pertinente voto de amistad y fidelidad a nuestro Alférez, recibimos cada uno el nombramiento de caballeros mediante los tres golpes de espada sobre ambos hombros y la cabeza.

Después de un momento tan entrañable y emotivo para todos los que asistimos, pasamos ya a rubricar ante una buena mesa y con gran algarabía y jolgorio la camaradería que nos va uniendo día tras día y que, creo, perdurará mucho tiempo.

Alcoy, 28 de marzo de 2000.